Todas las personas tenemos un movimiento personal fruto de nuestro carácter y personalidad éste no siempre nos ayuda a conseguir lo que necesitamos porque para ello tendríamos que cambiar la forma de movernos en la vida, y eso es tarea, muchas veces complicada sino buscamos ayuda.

Cuando lo conoces y sabes qué y cómo cambiarlo no existen obstáculos insuperables para lograr alcanzar lo que deseas sintiéndote tu mismo/a.

Hay muchos casos en los que el movimiento y la necesidad son los mismos, en estos casos el camino para el cambio es lograr aspirar a otra necesidad y, así, lograr salir del área de confort que te deja atada/o en una vida, muchas veces, sin ilusión y monótona aunque, seguramente, segura.

En este vídeo te hablo de un caso real, a lo mejor te suena o te es familiar.

Esther Ponce